martes, noviembre 15, 2005

Ensalada de porotos verdes

En dos semanas más regreso a España, a pasar las vacaciones y refrescar mi memoria racial: jamón serrano (de verdad), chuletones de Ávila, judías a la vinagreta, cocido madrileño, cordero asado, arroz tres delicias con cerdo agridulce... El caso es que me llevo más de lo que me traje, como es natural, y todo el mundo me pregunta si estoy ansioso por volver. Y sí, es cierto que ver a la familia y a los amigos (¡¡y oír hablar como Dios manda, coño!!) pues tiene su encanto, pero tampoco es que sea para tanto... con la tecnología actual ya puedes tener conferencias con tus padres por poco dinero, estés donde estés.

Lo que sí se echa de menos es todo aquello con lo que te has criado. Yo estoy muy bien en Chile, se vive bien, tengo casi de todo, el país es tranquilo (y bonito, eh), la gente es muy amable y todo eso, pero ya se sabe: uno es de dónde hizo el bachillerato. No me acostumbro a escuchar a Tom Cruise o a Arnold con voz del Mar del Plata, a que los Simpson me recuerden a aquellos dibujos de Hanna-Barbera de mi infancia que se doblaban en México (ahh, Pierre Nodoyuna y Patán); no me acostumbro a no saber qué corte de carne comprar para hacer un estofado (o cazuela); no me acostumbro a la burocracia de los bancos (mucho ejecutivo de cuenta, pero el nivel de servicios está a la altura de un país del Tercer Mundo), a que haya una persona que se encargue de la caja incluso en los quioscos (en Chile se asume que todos son unos ladrones y estafadores, por principio)...

¡¡¡Quiero mi CajaMadrid!!!!

3 comentarios:

Rosi dijo...

Jajajajajaaa... otra idea tuya q me apropio: "Uno es de donde hizo el bachillerato"... Jajajajajaaaa... Si eres divertido, y éste dia estabas de buén humor, SE NOTA!!!!!

Huelquen dijo...

En realidad no es mía, no me puedes echar la culpa

Rosi dijo...

Es cierto: hice mía esa frase, y siempre que puedo, la suelto, y la gente se ríe y noto como les da que pensar: es entonces cuando la que se divierte soy yo.